La teoría de los puntos de Steve Jobs

18.11.2018

No puedes conectar los puntos mirando hacia adelante, solo puedes hacerlo hacia atrás. Confiad en que los puntos se conectarán alguna vez en el futuro. - Steve Jobs

Me encontré con la teoría de los puntos cuando tenía 16 años, por ese entonces no conocía demasiado la figura de Steve Jobs ni su papel en Apple. Me pareció curioso un vídeo de Youtube en el que él hablaba sobre su vida. La historia que contó cambió mi pensamiento.

Con 16 años disfrutaba yendo a clase, verdaderamente lo hacía. Recuerdo enfermar a lo largo del último trimestre del curso, una gastroenteritis bastante severa. Me mantuve ayunando, bebiendo muchos líquidos y con una dieta astringente. Utilicé el tiempo de reposo para jugar a videojuegos, pero sobretodo para leer libros, investigar en Wikipedia y ver documentales por Youtube

Uno de los días de reposo me topé con un vídeo en Youtube, un discurso de Steve Jobs hablando en la universidad de Stanford. Comenzó hablando de la universidad y de la razón por la que dejó de acudir a las clases y cómo él sin saberlo, estaba consiguiendo recursos para su futuro.

Steve dejó la universidad después de los primeros 6 meses de empezar en ella, pero luego decidió seguir como oyente 18 meses más antes de dejarlo por completo. Explica también en su discurso el estatus social de su familia, cómo dormía en las habitaciones de sus amigos e incluso como andaba 7 millas (unos 11 kilómetros aprox) para pedir comida en el templo Hare Krishna. 

Según Steve la universidad ofrecía el mejor aprendizaje de caligrafía del país y a éste le interesó acudir. Aprendió acerca de los tipos de letra, cómo variar la cantidad de espacio entre diferentes combinaciones de letras, todo aquello que según Jobs hace admirable y grandiosa a una tipografía.

Diez años más tarde, cuando Apple estaba diseñando el primer ordenador Macintosh, todo volvió a la mente de Steve Jobs. Y lo volcó todo en el Macintosh. Era la primera computadora con una bella tipografía. De no haber asistido a ese único curso universitario sobre caligrafía el Mac no hubiera tenido nunca tipos de letras múltiples o carácteres espaciados proporcionalmente. Y teniendo en cuenta que Windows copió a Mac, es posible que ningún ordenador personal hubiera tenido tipografías. Steve cuenta cómo de haber proseguido sus estudios universitarios no hubiera asistido a ese curso de caligrafía, y las computadoras no tendrían actualmente la tipografía que tienen. 


He aquí la moraleja de la historia. No se pueden unir los distintos puntos mirando para adelante; se pueden unir únicamente mirando hacia atrás. Así que debemos confiar que de alguna manera los puntos se unirán en el futuro. Debemos confiar en algo, ya sea en nuestras agallas, en el destino, la vida, el karma, o lo que sea. Este enfoque decía Steve que no le había traicionado nunca, y marcó la diferencia en toda su vida. 

Ahora miro hacia atrás y veo cómo se conectan los puntos, de alguna forma lo han hecho. Si yo no hubiera enfermado no habría tenido tiempo libre para divagar, por lo tanto no habría encontrado el discurso de Steve Jobs y a día de hoy yo no estaría escribiendo este artículo. Porque nadie me dijo que años después tendría un lugar donde explicar todo esto. 

Así que, ahora me dedico a mirar al pasado de vez en cuando, observar si tengo puntos para unir con el presente y así poco a poco ir tejiendo una red de puntos. Confiando siempre en que los puntos se conectarán alguna vez en el futuro. 

¡Gracias por leerme! Puedes seguirme en mis RRSS.